Polineuropatía axonal

con 4 comentarios

La polineuropatía axonal es un trastorno que provoca hormigueos y/o entumecimiento en diversas partes del cuerpo. Así como una posible afectación del equilibrio. También pueden verse afectadas la sensibilidad y/o la fuerza, primero en manos y pies antes que en los brazos, las piernas o el tronco. Sigue leyendo para descubrir con más detalle qué es la polineuropatía axonal, cuáles son sus causas, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la polineuropatía?

La polineuropatía o polineuritis es una enfermedad donde el sistema nervioso está comprometido. Este trastorno puede afectar a los distintos nervios encargados de mandar la señal de la sensibilidad o el movimiento. También, está relacionada con la esclerosis múltiple. Iremos viéndolo en detalle.

Causas de la polineuropatía

Cuando se padece polineuropatía axonal, existe un daño de la vaina de mielina de los nervios haciendo que no se pueda realizar el impulso nervioso correctamente. Si imaginamos el nervio como un cable. La funda de plástico/goma sería la vaina de mielina mientras que el cable del interior (que protege la funda) sería propiamente el nervio.

La vaina de mielina es la que permite el impulso nervioso. Ésta está enganchada al nervio por un «pegamento» llamado NEU5AC. Éste es un azúcar que producimos nosotros que se usa para que el nervio quede enganchado a la vaina de mielina, pudiendo así producir el impulso nervioso.

Síntomas de la polineuropatía sensitivomotora

Esta afección provoca una disminución en la capacidad para moverse y de la sensibilidad, debido a un daño neurológico. Poco a poco, se va produciendo un deterioro de las neuronas, las fibras nerviosas y las cubiertas de los nervios – la vaina de mielina. A consecuencia de todo esto, los principales síntomas habituales que suelen aparecer en las personas son: 

– Hormigueos en extremidades como piernas y manos. 

– Quemazón en ciertas partes del cuerpo.

– Entumecimiento en extremidades. 

– Debilidad muscular a nivel general. 

– Dificultad en la respuesta motora. 

– Dificultad al comer y tragar. 

– Etc.

Lamentablemente, al ser una enfermedad degenerativa, existen más síntomas, pero estos son los más reseñables.

Factores de riesgo de la enfermedad

Existen diversos factores de riesgo que pueden provocar que una persona sea más proclive a desarrollar una polineuropatía sensitivomotora. 

  • NEU5GC

A través de la alimentación puede entrar NEU5GC. Este azúcar no es humano sino que pertenece a los mamíferos (no está presente en corzos y ciervos). Cuando entra en el cuerpo, es una sustancia muy afín al sistema nervioso.

Tiempo atrás lo producíamos nosotros hasta que sobrevivimos a la malaria, dejando así de estar presente este azúcar en nuestro cuerpo. El sistema inmune, hoy en día, la detecta como ajeno a nosotros. Esta sustancia va penetrando en el cuerpo, reemplazando a nuestro pegamento bueno de la vaina de mielina: NEU5AC. De forma que, el nervio no queda pegado, sino que queda suelto liberando DAMPs (Damage-associated molecular patterns). Son como sabuesos que van siguiendo el rastro, a través del torrente sanguíneo, hacia donde está el daño, para intentar arreglarlo. Eliminando el tejido dañado y sustituyéndolo por un tejido correcto. Cuando llega el sistema nervioso ahí, detecta que el NEU5GC es intruso, que no es nuestro, por lo que comenzará a inflamar para eliminarlo. 

En este punto es cuando nuestro propio sistema nervioso va eliminando la vaina de mielina, dando lugar a neuropatías. Cuando sucede en el cerebro se conoce como Esclerosis Múltiple.

El NEU5GC puede encontrarse en diferentes alimentos. Está presente en los mamíferos. Por ejemplo, en la leche y en los lácteos, se concentra en cantidades elevadas. Especialmente en el queso, en los cuales la acumulación de NEU5GC es muy desorbitada. El que más tiene es el queso de búfala, seguido por el de cabra. El consumo de lácteos a excepción de la mantequilla no es nada aconsejable, pues es un factor de riesgo para enfermedades oncológicas, inmunitarias, etc.

  • Epstein Barr

También hay otro factor de riesgo como el Epstein Barr . Produce acumulación de citrulina (neutrófilos y linfocitos), citrulinación en PAD4 (Protein arginin deaminase 4) que va a producir una inflamación directa en el sistema nervioso, en la neurona. Haciendo que se llame a inmunología, buscando eliminar el tejido dañino. La citrulina también se elimina por procesos bacterianos, cómo las encías que sangran. El tabaco lleva citrulina, por lo que es otro factor de riesgo.

  • Otros factores de riesgo

Por estos dos factores de riesgo no aparecerá la enfermedad. Aparecerá cuando haya niveles de cortisol muy altos mantenidos en el tiempo junto con déficit de vitamina D, (necesaria, para entre otras muchas funciones, poder resolver la inmunología), B6, B9 que harán que no haya posibilidad de regeneración de tejido. Y especialmente de vitaminas B1 y B12 no pueden faltar.

Para este tipo de patologías es un déficit de vitamina D estar por debajo de 60 ng, pues son necesarios estos niveles para poder resolver la inmunología.

El estrés mantenido hace que aparezcan inflamaciones de bajo grado, fatiga de inmunidad, entre otros síntomas. En un inicio, el cortisol activa la respuesta del sistema inmune innato y a medida que sube el cortisol, si no hay daño (por ejemplo, heridas), se desactiva el sistema inmunitario.

Cuando no baja el cortisol, el sistema inmune pierde la sensibilidad para desactivarse (se hace resistente). Por lo que la inmunidad se queda activa, pudiendo encontrar cosas que no nos interesan. Manteniendo el estrés en el tiempo, los síntomas de ansiedad, depresión, necesidad de aislarse, etc. son señales de que el sistema está saturado. 

Cabe mencionar que el virus del Epstein Barr no marcha, por ello es necesario mantenerlo a raya. De ahí la importancia de reducir los factores de riesgo para mejorar. 

Tratamiento

Para el tratamiento de la polineuropatía, lo que hay que hacer en primer lugar, es eliminar los factores de riesgo para conseguir que el sistema deje de inflamarse. Todo ello, combinado con el abordaje de un tratamiento desde la Medicina Tradicional China incidiendo en diversos aspectos:

  • Frenar la hiperactividad.
  • Derivar vitalidad hacia el sistema nervioso, moderando la hiperactividad del sistema inmune. No se puede hacer directamente, hay que generar tolerancia.

Si activamos la inmunidad para resolver probablemente aumentará el problema en un inicio pues la inmunidad ya lo está haciendo. Por ello, necesitamos generar tolerancia para que se desactive. Esto lo hacen los puntos tierra y los puntos yuan; el control de la inmunidad innata. 

  • Incidir en la carga de la neurona, en el impulso del nervio, etc.
  • Mejorar la respuesta de qué hace la inmunidad con el estrés.

A la vez, deberíamos mejorar la respuesta del sistema nervioso: magnesio (es esencial para el impulso nervioso. Debe estar por encima de 2,2 en analíticas), zinc, selenio, B6 (regeneración del sistema nervioso. Debería estar por el tercio superior de la referencia del laboratorio de la analítica), B12 (1500/2000 microgramos), antioxidantes: glutatión, vitamina C, vitamina E, l-carnitina, l-glutamina, ácidos grasos esenciales omega 3 hepa (crecimiento de interconexión) o dha (tejido nervioso).

Como puedes ver, es posible tratar y aliviar los síntomas de la polineuropatía, gracias a la Medicina Tradicional China colaborando junto con la PNI (psiconeuroinmunología). 

Fuente: Javier Santiuste

Enero 2024

4 Respuestas

  1. Silvia Campos
    | Responder

    Interesante, que cada día se realicen investigaciones sobre este tipo de enfermedades y sus tratamientos; que hasta hoy día parecen estar ocultas que muchos medico especialistas no están informados por tanto no las conocen; yo me siento estar involucrada en este caso, ya que siento los mismos síntomas y no he tenido un tratamiento acorde que resuelva dicho problema. Anote el tratamiento que ustedes indican, mas no indican donde se puede encontrar esta Empresa de medicina china que los distribuya. Muchas gracias por importante información.
    .

    • admin
      | Responder

      Muy buenas Silvia,

      un placer saludarte por aquí 🙂

      Poco a poco, van naciendo nuevos enfoques que permiten ir dando respuesta.
      Aquí en El camino de Tanit tratamos este tipo de patologías. No dudes en contactarnos para brindarte asesoramiento al respecto.

      Saludos y feliz día,
      Mónica.

  2. Luis gonzaga
    | Responder

    Excelente articulo

    • admin
      | Responder

      Muy buenas Luis!

      Un placer saludarte por aquí 🙂

      Me alegro que resulte un contenido de interés y que pueda ser enriquecedor.

      Saludos y feliz día,
      Mónica.

Dejar un comentario