¿Del pasado al futuro y del futuro al pasado?

con 1 comentario

Vivir a caballo entre dos tiempos no existentes.

El ayer que es historia y el futuro es todo un misterio.

Uno por nombre PAS-A-DADO (Paso dado) y otro con título FUTURO.

¿Dónde quedamos?

 

Vamos viajando de uno a otro.

Rememorando la película de lo que fue, cambiando lo vivido en cada toma en que vamos a esa escena ya vivida. Somos los directores de esta película por nombre «ya vivido» y en nuestra dirección está el recolocarla, hasta tal punto, que incluso a veces los sentimientos pueden cambiar. Algo que nos generó dolor, con esta dirección y este rememorarlo, puede llegar a convertirse en melancolía desde una perspectiva mucho más alegre.

Más de una vez, quién no ha escuchado la frase: el pasado siempre fue mejor. ¿Te has preguntado a qué se debía? Precisamente a ésto que te comento, donde al ir rememorando y rememorando el suceso ya pasado, llegamos a transformar la que fue en su momento la realidad y poniéndole nuevas luces y colores y con ello nuevos sentimientos a esas escenas.

 

Por su parte, el misterioso futuro aparece incesantemente con su frase «cuando consiga esto… ya estará todo», «cuando llegue aquello otro… ya seré feliz y podré estar tranquilo», etc.

Proyecciones de un futuro que nadie sabe lo que puede deparar.

La vida puede cambiar drásticamente y tan rápidamente como un simple chasquido de dedos. 

No hay manera de establecer un control en ella. Nada, absolutamente nada, puede ser controlado. Y nosotros, en cambio, nos aferramos a ese control para fijar que todo esté como queremos que esté, para así estar cómodos en nuestra zona ya conocida.

Como comentamos ya anteriormente en otro post, todo viene y todo va. Nada es perpetuo e imperecedero. Por tanto, el futuro está ahí, muy próximo y a la vez sin poder ser tocado.

 

Se establecen rumbos constantes de uno a otro.

Nos convertimos en viajeros en el tiempo.

En imaginarios con creatividad ilimitada.

Conductores de naves teletransportadoras.

Creadores de realidades ilusorias.

Gestadores de vida en la nada.

Capaces de hacer brotar un sentimiento sin estar ahí viviendo.

Acróbatas sobre una fina línea invisible.

¿No somos acaso súper héroes?

¿Dónde está la ficción y dónde está la realidad?

¿Por qué no viajar en el AHORA?

¿Por qué no crear en el AQUÍ?

¿Por qué no simplemente ESTAR PRESENTE?

Uno de tus súper poderes radica en crear tu propia realidad.

Ahora, decide qué es para ti la realidad… (real-i-dad = Dad real)

 

Si tú también tienes tendencia a viajar en el tiempo con tu mente y te gustaría aprender a estar presente (aquí y ahora) en todo momento, tenemos cursos y talleres que pueden ayudarte, así como nuestro Servicio Terapéutico Integrativo. Contacta con nosotros y juntos encontraremos la práctica que mejor se adapte a tus necesidades.

 

 

Mónica Larruy – 20 Julio 2017

 

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para que puedas disfrutar de cada artículo. ¡No te pierdas todos nuestros consejos sobre salud y bienestar!

Marca la casilla *
close

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para que puedas disfrutar de cada artículo. ¡No te pierdas todos nuestros consejos sobre salud y bienestar!

Marca la casilla *

Una respuesta

  1. […] Algo que nos resulta conocido, es algo que nos aporta seguridad. Esta seguridad nos reconforta pues creemos tener el control de algo que como siempre digo es incontrolable, la vida, como comento en mi anterior artículo ‘Del pasado al futuro y del futuro al pasado‘. […]

Dejar un comentario