¿Qué es la glucemia?

con No hay comentarios

En un organismo vivo dependiendo de si hemos comido o no, si nos estamos moviendo o no, si suben o no las hormonas de estrés, etc. el índice glucémico va a ir cambiando (nivel de glucosa en sangre), y un nivel no adecuado, podría afectar a nuestra salud. Por ello, vamos a ver que es la glucemia con detenimiento. 

 

La glucemia

La glucemia es la medida de concentración de glucosa libre presente en la sangre. A primera hora de la mañana, durante el ayuno, los niveles normales de glucosa oscilan entre 70 y 100 mg/dL. Si la glucemia es inferior a estas cifras se habla de hipoglucemia. Sin embargo, cuando se encuentra entre los 100 y 125 mg/dL, hablamos de glucosa alterada en ayuno, y si cuando supera los 126 mg/dL sería hiperglucemia. 

 

Índices glucémicos basales

Cuando hablamos sobre lo que es la glucemia, vemos que en los alimentos no es tan importante la carga glucémica que tienen, sino la velocidad de entrada en sangre que estos puedan tener. Hay alimentos, como por ejemplo los cereales, con una entrada muy elevada en sangre y otros alimentos, como la fruta, donde la velocidad es mucho más baja. La velocidad de entrada del azúcar en sangre dependiendo del alimento es lo que produce los picos fuertes de subida de azúcar que cuesta gestionar al cuerpo. Por tanto, es importante contemplar la velocidad de entrada, pero también la cantidad. Si comparamos por ejemplo un plato de pasta sería equivalente a un camión de fruta, en relación a la velocidad y carga glucémica que produce en sangre tan rápidamente. 

Tenemos unos índices glucémicos basales que son necesarios mantener. Pues si no tenemos azúcar en sangre, sentimos morir, no puede reaccionar el metabolismo, ni el cerebro ni nada, pudiendo entrar en crisis. Por ello, el organismo intenta tener siempre unos niveles de azúcar, de ahí que esté siempre presente en la sangre. No puede no haber. 

La hemoglobina glicosilada (HbA1c) nos va a ofrecer una referencia de los picos glucémicos que se han producido y cómo ha costado aclararlos. Cuando ésta sube nos indica que se han producido picos glucémicos y que han estado bastante tiempo sin poder bajar a los niveles basales normales. Lo cual es problemático. 

Pero, ¿qué sucede, por ejemplo, con las cándidas? La cándida es un hongo al cual la fermentación inducida por el azúcar le va a ayudar a crecer. Por tanto, seguro que habrás escuchado que para la candidiasis es recomendable no ingerir cereales, refinados, azúcares, etc. Con ello no se van a eliminar las cándidas, pero sí que se va a ayudar a que ésta no continúe proliferando, ya que va a ser más sencillo reducir los picos glucémicos sin la presencia de estos alimentos facilitando a que la inmunología pueda ir conteniendo y resolviendo la problemática; cambiar PH, regenerar mucosa, etc. para conseguir que la cándidas desaparezca. 

La eliminación de cándidas tiene que ir ligada a la activación de los linfocitos T Helper (Th17) para que activen a los neutrófilos para eliminarlo todo; a nivel de hongos y bacterias, tanto a nivel de mucosa como a nivel interno.

En una analítica, vamos a hacernos las pruebas en ayunas. La idea popular que se tiene es que en ayunas no hay azúcar en sangre. Ello no es correcto, porque depende del cortisol, de las hormonas de estrés, entre otros factores. Si estoy en un estrés mantenido o estado de alerta (equivalente a tener un tigre detrás y tener que salir corriendo), el hígado va a comenzar a liberar glucosa al torrente sanguíneo, haciendo que ésta suba aún estando en ayunas. 

¿En qué circunstancias puede subir la glucemia en sangre?

La glucemia puede subir en aquellas situaciones en las que haya una infección. Ello es debido a que el propio sistema inmunitario genera resistencia a la insulina para que los propios tejidos no coman y puedan tener así a disposición toda la vitalidad necesaria para resolver la infección. 

Por lo que ante una infección los resultados de azúcar en sangre en una analítica, tenemos que pensar que no son valores reales. Sino que, en realidad, el azúcar debe estar más bajo. 

Si por el contrario una persona está en ayunas, sin estrés ni infección y tras la analítica aparecen valores de azúcar en sangre, por ejemplo, de 100, nos va a indicar resistencia a la insulina. Es decir que se han dado una serie de condiciones fisiológicas a lo largo del tiempo; estrés y comer muchas veces a lo largo del día. Ello provoca que se vayan generando picos glucémicos con estrés dando lugar a la resistencia a la insulina; el organismo entiende que estamos corriendo delante de un tigre. Se obliga al organismo a ser resistente para que haya energía para correr ante el tigre. Si ello se mantiene, comenzará a haber un nivel alto en sangre.

Si la glucosa en sangre comienza a no poderse aclarar porque se ha desarrollado resistencia a la insulina por un estrés mantenido a lo largo del tiempo, se va a ser más proclive a padecer, por ejemplo, candidiasis. Uno será más propenso a tener infecciones por propagación de hongos, bacterias, virus del papiloma.

Si hablamos de diabetes, debe considerarse que en la gran mayoría de los casos se trata de una diabetes tipo 2, lo cual llevaría a un abordaje desde la Medicina Tradicional China para tratar la resistencia de la insulina. Ante esta resistencia significa que el páncreas genera mucha insulina, pero los tejidos no pueden aprovechar la insulina. Ello hace que el azúcar vaya subiendo y subiendo. 

Algunos factores indicativos de la resistencia a la insulina:

  • Mucho sueño después de comer. Es necesario hacer una siesta para poder sobrellevar la tarde.
  • El pelo está más fino, con más caída y menos lustre.
  • Rigidez en los trapecios, paravertebrales, todo el conjunto de la espalda.
  • Ahogo al subir las escaleras.
  • Decremento de la vitalidad.
  • Etc.

Ahora que ya sabes que es la glucemia, también entenderás lo importante que es vigilar nuestra salud, bienestar emocional y mental, y no llevar unos correctos hábitos alimenticios. Cuidarse es la clave. Contáctanos y te asesoraremos acerca del tratamiento que más se ajuste a tus necesidades.

 

 

Fuente: Javier Santiuste

Mayo 2022. Mónica Larruy.

 

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para que puedas disfrutar de cada artículo. ¡No te pierdas todos nuestros consejos sobre salud y bienestar!

Marca la casilla *
close

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para que puedas disfrutar de cada artículo. ¡No te pierdas todos nuestros consejos sobre salud y bienestar!

Marca la casilla *

Dejar un comentario