La sonrisa interior taoista: ¿En qué consiste?

con No hay comentarios

Uno de los puntos que siempre remarco en las clases de Chi Kung (Qi Gong), una práctica integrada dentro de la Medicina Tradicional China en la que trabajamos todo el conjunto del cuerpo, es la “Sonrisa Interior”. En este artículo, vamos a ver en qué consiste y lo beneficiosa que es la sonrisa interior taosísta, que solemos llevar a cabo en el Chi kung terapéutico.

La sonrisa es una de las expresiones con la que todo ser humano cuenta. Nadie nos lo ha enseñado, nace innata en nosotros, está igual que el resto de nuestras expresiones faciales en nuestros genes. Y es que, estando ya en la barriguita de mamá mediante ecografías se ha comprobado que el bebé sonríe. Incluso personas invidentes de nacimiento, muestran amplias sonrisas.

¿Qué sentimos cuando sonreímos? Vamos a verlo con una de las emociones antagónicas con un simple ejercicio, dándonos ocasión de experimentar qué nos aporta una y otra emoción:

1) Cierra tus ojos, respira con naturalidad, y poco a poco ves poniéndote serio (frunciendo el ceño) e incluso pensar en una situación que nos desagrade. Mantén esta actitud durante un minuto y simplemente experimenta cómo te sientes y cómo está tu cuerpo. Déjalo anotado en tu mente y pasa a hacer la segunda parte:

2) Cierra nuevamente tus ojos y vuelve a respirar con naturalidad. Desde ahí, ves dibujando simplemente una sonrisa en los labios. Mantén esta actitud un minuto y observa cómo estás y cómo te sientes. ¿Verdad que te sientes muy diferente tomando la primera expresión a que si tomas la segunda? Cuando sonreímos, sea más o menos natural, la química de nuestro cuerpo cambia. Se genera esa sensación de gustirrinín interna.

La Sonrisa Interior es una práctica interna taoísta. Es extremadamente sencilla su práctica y nos aporta amplios beneficios para nuestro organismo y nuestro estado mental-emocional. El principio básico es la actitud: implantar una sonrisa interna, no tiene porque exteriorizarse hacia afuera. A partir de ahí, se puede implantar de forma general o específica (en forma meditativa) hacia, por ejemplo, cada uno de nuestros órganos. Hoy nos centraremos, en la primera opción.

Dibujar esa sonrisa interna va asociado a:

– Dejar la mandíbula entreabierta.

De esta forma ayuda a aflojar la posible tensión acumulada a lo largo del día en la articulación temporomandibular (ATM), y a su vez, a ir relajando nuestro rostro. Si el rostro está relajado y destensado, nos ayudará notablemente a que también lo esté el resto del cuerpo. Si por el contrario, adoptamos expresiones tales como: de tensión, nervios, enfado, ceños fruncidos, etc. en un alto porcentaje habrá tensión muscular en diversas áreas del cuerpo.

Uno de los principios básicos en Chi Kung (Qi Gong) es la fluidez, ello comienza a proporcionarlo esta actitud de soltura mandibular, juntamente con otros puntos como la respiración natural del bajo vientre, la sonrisa interior y el no forzar.

– Con la lengua, si es posible, tocando el paladar.

Ello nos permite la circulación de la órbita microcósmica, conocida como la unión del canal energético Du Mai con Ren Mai. Esta unión se producirá con la lengua tocando el paladar. Du Mai o vaso gobernador es el canal energético que circula ascendiendo por la línea media anterior. Zonas de influencia: columna vertebral, espalda, cuello y cabeza. Por su parte, Ren Mai o vaso de la concepción circula en sentido ascendente por la línea media posterior. Las zonas de influencia son la genitourinaria, abdomen, tórax, pulmón y cara.

Esta práctica taoista de la sonrisa interior se busca que esté presente a lo largo de toda la práctica de nuestras clases de Chi Kung (Qi Gong). Aunque no estamos acostumbrados a ello, recomiendo comenzar a practicarla de forma meditativa para poco a poco poderla ir aplicando de forma dinámica tanto en el Chi Kung (Qi Gong) como en nuestro día a día. Aquí te enseño una muestra de cómo hacer y experimentar su gran sencillez y enormes beneficios:

Con la práctica, poco a poco se consigue ir llevando esa sonrisa interior a diversos órganos y ciertas zonas concretas de nuestro cuerpo para alcanzar el bienestar específico. Así como también trabajos concretos para el desarrollo de la órbita microcósmica.

 

Beneficios de la sonrisa interior

 

A continuación, os explico algunos de los muchos beneficios de la sonrisa interior que podemos llegar a experimentar:

– Libera endorfinas, serotonina y dopaminas que contribuyen a reducir el dolor físico y emocional.

– Eleva el número de leucocitos y con ello el consecuente aumento de nuestro sistema inmunitario.

– Equilibra nuestro humor/estado de ánimo.

– Disminuye el estrés.

– Mejora la digestión.

– Ayuda a tu corazón, la frecuencia cardíaca se ve reducida y con ella la presión arterial.

– Cambia la mentalidad. Pues sonreír diariamente generará patrones saludables y alegres.

– La sonrisa interior tiene una estrecha relación con la glándula timo; asiento del amor y vitalidad. Cuando estamos bajo estrés emocional, la glándula timo es la primera en verse afectada. Con esta práctica, conseguiremos armonizar esta glándula y el conjunto de emociones que envuelve.

– Cuando sonreímos intervienen más de 400 músculos, por lo que el sonreír (interna o externamente) nos ayudará a estirar y relajar todos estos músculos.

– Etc.

Como puedes observar, un pequeño gesto puede comportar inmensos beneficios.

El Maestro taoísta  Mantak Chia  dice acerca de la técnica de la sonrisa interior: “Sonreírse a sí mismo es como dejarse acariciar por el amor, y el amor puede curar y rejuvenecer”.

Mónica Larruy Carrete – Septiembre 2020

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para que puedas disfrutar de cada artículo. ¡No te pierdas todos nuestros consejos sobre salud y bienestar!

close

Suscríbete a nuestra newsletter mensual para que puedas disfrutar de cada artículo. ¡No te pierdas todos nuestros consejos sobre salud y bienestar!

Deja un comentario