Año nuevo chino 2024: Dragón de madera

con No hay comentarios

En la cultura china, inspirados en las fases del calendario lunar (a diferencia de nosotros que nos regimos por el sol), se da lugar a la cosmología china. Concretamente se tratan de doce animales emblemáticos asociados a los 5 elementos fundamentales (agua, madera, fuego, tierra y metal) y bajo la energía del Tao (yin o yang). Este año nuevo chino 2024 le toca paso al dragón, pues cada año es un animal diferente. Pero, ¿qué significa esto?

El año de nacimiento de una persona va a ir asociado a un animal y elemento, otorgándole así unas determinadas características. Y a su vez, cada año nuevo chino, que se celebra con la segunda luna nueva tras el solsticio del invierno boreal, va a traer la energía de dicho animal y elemento que va a influenciarnos.

La cosmología china consta de doce animales, conocidos como las “ramas terrenales” con el siguiente orden: rata, buey, tigre, conejo/liebre, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo. 

Estas ramas terrenales hacen referencia a años, a diferencia de nuestro zodiaco que se basa en meses. En concreto, están vinculados con el ciclo de la órbita de Júpiter, la cual dura 12 años. 

 

Leyendas del zodiaco chino

Existen dos leyendas que conforman la presencia de estos 12 animales.

La primera leyenda menciona que Buda solicitó el apoyo de 12 animales para vencer a Mar; dios de la destrucción. Ante esta llamada, acudieron en el orden indicado previamente los 12 animales. Por su ayuda, Buda los convirtió en los 12 animales emblemáticos, asignando a cada uno de ellos el gobierno durante un año y tendrían influencia sobre la personalidad de quienes nacieran en él.

La segunda leyenda, la cual es la más popular, nos cuenta que el emperador de Jade, gobernante del cielo según la mitología china, quería escoger 12 animales diferentes para que fueran sus guardias. Para ello hizo enviar a un ser inmortal al mundo de los hombres para que divulgase un mensaje: el primero en llegar a atravesar la Puerta Celestia,l ostentaría un mayor rango. El orden de llegada les sirvió para posicionarse en el calendario chino y convertirse en guardias del emperador de Jade.

El pasado 10 de febrero comenzó el nuevo año chino. Este año se trata del año del dragón de madera.

 

¿Qué significa el año del dragón?

El año del dragón suele ser un año muy esperado en la cultura oriental, ya que el dragón simboliza la fuerza mitológica/simbólica, es el representativo de la buena fortuna. Tiene un componente mitológico que encierra mucha magia y misterio. 

Es un animal que ayuda a contener tal vez penurias y dolores de la propia vida, en algo muy hermoso. Y es que el dragón es el único animal emblemático con la característica de convertirse en cualquier otro animal emblemático. Encierra la capacidad de transformación en cualquier cosa que se necesite. 

Por lo que este año, bajo la influencia de la energía que nos trae el dragón, nos ofrecerá la posibilidad de transformar mucho más de lo que sería habitual en otros años. Nos mostrará la gran cantidad de recursos que tenemos para transformarnos, poniendo de manifiesto que una de las causas principales para que no se produzca la transformación, es nuestra propia mente boicoteadora. 

Junto con la transformación, se suma la posibilidad de evolucionar. Y es que la evolución depende exclusivamente de nuestra capacidad de adaptación. Adaptarnos es asumir el suceso que acontece para transformarnos con el fin de seguir avanzando y no al revés. 

Esta capacidad de transformación tan característica del dragón nos pondrá de manifiesto que somos capaces de transformarnos en nuestra mejor versión. Es un año que nos trae la energía para permitir transformar aquello que debe evolucionar.

Al ser un año de dragón de madera, denota que es un período de cierres. Por lo que este 2024 trae una transformación evolutiva de todo lo que se ha ido forjando hasta ahora. Ya no sirve lo que siempre sirvió, sino que denotará el cambio. 

La energía del dragón nos brinda la oportunidad de ver qué es lo que necesitamos cambiar en nuestro interior, pero no va a cambiarlo por sí. Es decir, va a mostrar claramente muchos aspectos o situaciones que ya conocemos que no nos hacen bien o nos convienen, para soltarlos y despedirnos de ello. Dejar atrás aquello que no nos hace bien, ya no habrá excusas para mantenerlo pues se verá claramente.

Cabe destacar aquí el componente mitológico de magia que muchas veces se asocia a la energía del dragón. Y es que, las cosas no se van a resolver o aclarar mágicamente en este año. Sino que se parte de que todo está bien actualmente (en el nivel que sea, aunque en ocasiones nos cuesta comprenderlo que sea así) y lo que toca es estar mejor. Para ello, será necesario soltar la mano a aquello que nos lleva al pasado y no nos deja avanzar.

Es un año propicio para invertir tiempo de calidad y recursos en aquello en lo que se desea ser. Habrá que apostar y accionar por esta nueva versión que se quiere de uno. Cabe remarcar desde aquí que no va a ser un buen año para sostener aquello que hace tiempo venimos tratando de mejorar y no mejora. El dragón viene en forma de tijeras (con su fuego), para cortar aquello que molesta.

Seamos conscientes de lo que nos pasa, de lo que vivimos, de lo que sentimos… con la finalidad de ser valientes para asumir lo que nos sucede, y así, poder usar nuestros recursos para poder avanzar. De ahí la importancia de llevar la vista, la atención, la escucha hacia uno.  

La energía del dragón es muy firme en este sentido, ya que nos recuerda que lo que no está sucediendo es en gran medida porque uno no está haciendo, dentro de sus posibilidades, para que suceda. Por ello lo que mencionábamos de magia. Pues no va a haber magia como tal, sino ganas, posibilidades, opciones. 

Como puedes intuir por lo que llevamos comentado, va a ser un año nuevo chino 2024 de muchos movimientos y de alguna que otra despedida/lejanía. Entiendo la despedida como posibles despedidas de vínculos que a lo mejor no suman con nosotros actualmente, despedidas de trabajo… Y por contra, van a venir bienvenidas. Bienvenidas a aquellos movimientos internos que estábamos esperando sacar. No va a ser algo que venga de afuera, sino que vamos a ser nosotros.

¡Bienvenidos al nuevo año chino 2024, el año del dragón! 

¡Feliz año nuevo chino!

 

Marzo 2024

Dejar un comentario